Logotipo de la Clínica Dental SALVADOR GARCÍA

Si eres de los que solo se acuerda de acudir al centro dental cuanto tiene alguna molestia o para efectuar algún tratamiento en concreto, este septiembre deberías replantear esta mentalidad y darle la importancia que merece a la frecuencia de la revisión dental. 

La importancia de la frecuencia de la revisión dental

Es muy común que la gente solo visite al dentista cuando se encuentra con un problema dental de relevancia el cual, en la mayoría de ocasiones, podría haberse evitado o aminorado su importancia, de haberse detectado a tiempo en una revisión rutinaria.

En la medicina y en la odontología, la prevención juega un papel fundamental para evitar y mitigar la mayor parte de las enfermedades que nos pueden afectar.

En el caso de patologías como la caries, la enfermedad periodontal, las molestias en las mucosas o los problemas musculares, el hecho de poder diagnosticarlos en un estadio temprano, va a cambiar el pronóstico y evolución de las mismas, así como peores desenlaces. Con visitas periódicas y frecuentes al dentista, podremos atajar la mayoría de problemas más severos.

¿Con qué frecuencia hay que ir al dentista? Frecuencia de la revisión dental 

Esta pregunta va a tener distinta respuesta, dependiendo de las circunstancias personales y del estado de salud bucal que presentemos:

                - Si en principio no sentimos ningún síntoma o signo de patología bucal, la frecuencia de la revisión dental debería ser al menos de una vez al año. En ella se revisará el estado general de la boca y se realizará una higiene dental profunda en el gabinete; a su vez, localizaremos, en su caso, cualquier patología que pudiera haber empezado.